Blog

Las 5 cosas que necesita saber del Presupuesto para 2018

Edgar Ortiz Romero

03 de noviembre, 2017

El Ejecutivo presentó un presupuesto ambicioso de Q87 mil millones de quetzales, ¡un crecimiento del 14%! Actualmente el proyecto de presupuesto está en manos de la Comisión de Finanzas Públicas y Moneda del Congreso. El legislativo puede modificar el presupuesto y tiene hasta el 30 de noviembre para aprobarlo, caso contrario se usará el mismo presupuesto del año anterior.

Hay cinco puntos que no pueden pasar por alto del presupuesto propuesto para 2018 que preocupan:

1. Una meta de recaudación tributaria irreal. El tema del ingreso es vital para un buen presupuesto y acá el gobierno encuentra problemas. Para 2017 el gobierno proyectó recaudar Q57.9 miles de millones de quetzales. A mediados de octubre la SAT reconoció que por diversos factores sería difícil llegar a la meta. Es probable que la SAT se quede en Q55 o Q56 millardos. La economía no pasa por su mejor momento y eso se hace notar en la recaudación.

Ingresos

No obstante, el gobierno proyecta, fuera de la realidad, que en 2018 recaudará Q63 millardos de quetzales, un crecimiento del 9% respecto de 2017. ¿De dónde sale esa cifra? De acuerdo con nuestros estudios, la recaudación crece en promedio un 6% anual. De ser así, el gobierno debe reconocer que recaudaría como mucho Q60 millardos en 2018.

2. Deuda para pagar deuda y gasto corriente. En el CEES hemos sido enfáticos en sugerir que el gobierno debe ser austero y mantener un presupuesto equilibrado. El gobierno de Guatemala mantiene un presupuesto deficitario pero la cosa es aún peor. El gobierno de Guatemala ni siquiera se endeuda para invertir. Casi el 60% de la deuda que el gobierno colocaría en 2018 servirá para pagar deuda vencida y prorrogar la situación deudora del gobierno.

Deuda

 Otra porción irá para gasto corriente: la deuda servirá para pagar las pensiones del Instituto de Previsión Militar, el pago de la ayuda al adulto mayor (por ley), para pagar pensiones de los trabajadores jubilados del Estado (clases pasivas), a subsidiar la tarifa social de la energía eléctrica, entre otras. Esto equivale a que un individuo contraiga deuda para ir de vacaciones pues es destinar deuda a mero consumo o gasto corriente.

3. Deuda para reparar la infraestructura vial pero… El presupuesto de 2018 estipula que casi Q3 millardos de deuda se destinen a recuperar la infraestructura vial. ¿Razonable, no? A primera vista, pero esto contrasta con la pobre ejecución presupuestaria que ha mostrado el Ministerio de Comunicaciones (MICIVI) en 2017. Al 30 de septiembre el MICIVI apenas había ejecutado el 35% de su presupuesto, ¡la entidad con menos ejecución de todo el gobierno! ¿Servirá destinar casi Q3 millardos de deuda nueva a un ministerio que no ha mostrado capacidad de ejecución? Sin duda es urgente el tema de la reparación de la red vial, pero deben buscarse alternativas viables para resolver el tema cuanto antes.

4. Cuidado con los tipos de interés. Siempre se destacan los buenos indicadores macroeconómicos de Guatemala y su puntual pago de la deuda. Sin embargo, se pasa por alto que mientras la crisis política se prolongue y el desempeño económico sea pobre, los indicadores de percepción de riesgo país pueden volver la deuda más cara.

 

Actualmente Guatemala paga los bonos por encima del 5% y los préstamos por debajo del 4%. Pero hay que recordar que la prestigiosa firma Standard & Poor's (S&P) degradó la calificación de riesgo de Guatemala a finales de octubre. Esto significa que la deuda que Guatemala contraiga podría ser a tipos de interés más altos y eso pondría costos altos para la sostenibilidad de las finanzas públicas del país.

5. Despilfarro en mano de obra ineficiente en la burocracia. Del presupuesto total, Q25.6 miles de millones irán al pago de salarios y honorarios de empleados públicos. Es decir, casi un tercio del presupuesto sirve para pagar salarios. Está pendiente que el gobierno entregue los resultados del censo de empleados públicos pues al día de hoy ni siquiera el propio gobierno tiene idea de cuántos trabajadores tiene a su cargo. La transparencia es un factor importante y el enorme gasto en mano de obra no se ve reflejado en una burocracia que cumpla con sus funciones básicas.

Estas son algunas observaciones que nacen de nuestro estudio del presupuesto 2018.

Para descargar el presupuesto de 2018, haga clic aquí. 

Blog SIMILARES

El Ejecutivo presentó en septiembre su proyecto de presupuesto para 2018. El presupuesto aumentaría un 14%. ¿Es realista este presupuesto? Hay 5 cosas del presupuesto 2018 que todos deben saber.

Ver más

El día de hoy se efectuó una manifestación que fue bautizada por algunos como #Paro20S Las tres consignas de la manifestación fueron:

Ver más

¿Sabía usted que Etiopía es un país menos desigual que Guatemala, pero más pobre?  El tema de las desigualdades es sumamente controversial y ni por asomo podemos...

Ver más

El esquema tributario de Guatemala es mucho más dependiente de los impuestos directos a las empresas de lo que son Noruega y la propia Australia. Cuando se repite el corolario de que...

Ver más

Esos costos hacen que muchos empleadores, sobre todo los pequeños, no puedan cumplir con la legislación laboral y la gente se mueva al sector«informal»

Ver más