1. Inicio
  2. Columnas de Prensa
  3. Socialismo y Banca Central

21 de diciembre, 2021

Socialismo y Banca Central

218

Federico Bauer

Hace varios siglos las monedas tradicionales, oro y plata, fueron sustituidas por certificados de custodia de las mismas, emitidas por orfebres los cuales generaron confianza en los comerciantes y se utilizaron como medio de intercambio.

Paralelamente, en el norte de Italia en el siglo XIV nacen los bancos precursores de los actuales.

En el siglo XVII en Suecia un banco es el primero en usar papel moneda, unos años después Massachusetts fue la primera colonia en emitir dicho instrumento.

En 1694 fue fundado el Banco de Inglaterra y un año después el Banco de Escocia.

El siglo XIX vio muchísima actividad bancaria pública y privada con los Rothschild, Banco de Francia, Santander, Bilbao y Deutsche Bank entre otros. La función de la mayoría de los bancos europeos fue la de financiar las guerras del continente, como también lo hizo Lincoln para financiar la Guerra Civil.

Desde hace cinco siglos los gobiernos de todo el mundo fueron restringiendo la banca privada, y tomando el control monopólico de la emisión de “su” dinero.

La Reserva Federal fue fundada en 1913 y desde entonces tiene el monopolio de la emisión de los US dólares, y además es responsable de la política monetaria de los EE.UU.

En un sistema socialista el Estado (gobierno) es dueño de los medios de producción y del banco central, mientras en un sistema capitalista el sector privado es dueño de un porcentaje importante de los medios de producción, pero hasta donde yo sé, la banca central siempre es del Estado con mayor o menor autonomía.

Sin embargo los bancos privados, gracias al sistema de reserva fraccionaria (encaje), multiplican la emisión de los bancos centrales creando la oferta monetaria (M1, M2…).

Durante el siglo XX y lo que va del XXI, hemos visto cómo los bancos centrales han creado dinero fiduciario para financiar déficits fiscales, llevando los niveles de deuda pública a niveles insostenibles.

Al cerrar el siglo XX los países de la UE tenían un compromiso de limitar su deuda pública de acuerdo a los criterios de Maastrich, pero en este siglo ya casi ninguno lo cumple, y con la pandemia los niveles de deuda de la mayoría son impagables.

Deuda v PIB: Francia 123%, Italia 174%, Bélgica 140%, Portugal 177%, España 130%, Grecia 255% entre los peores.

Alemania 89%, Holanda 86%, Noruega 51%, Polonia 71%, Suecia 56%, Suiza 55%, entre los mejores.

El socialismo y el sistema de banca central tienen un factor importante en común:

Planificación central – en el socialismo un pequeño grupo de personas “omniscientes” deciden qué producir, los precios de todos los productos y los salarios. En ambos sistemas la emisión monetaria, el crédito y el precio relativo de sus monedas son monopolios de la banca central.

Tanto en el socialismo como en el “capitalismo” de banca central la emisión monetaria sin respaldo, y la manipulación de las tasas de interés, tienen consecuencias económicas que favorecen a ciertos sectores económicos al inicio, pero luego vienen períodos de inflación seguidos de recesión y revueltas populares.

El sistema de banca central es similar a un esquema Ponzi, inmoral, fraudulento y con consecuencias socioeconómicas muy dañinas.

Felices fiestas y me ausentaré de este medio por unos días.

 

* Publicado en El Periódico el 21 de diciembre del 2021. https://elperiodico.com.gt/opinion/opiniones-de-hoy/2021/12/21/socialismo-y-banca-central/

Centro de Estudios Económicos y Sociales

(+502) 2338-7828/(+502) 2332-2420

cees@cees.org.gt

Universidad Francisco Marroquín Calle Manuel F. Ayau (6 Calle final), zona 10 Edificio de la Biblioteca Ludwig Von Mises, Primer Nivel Guatemala, Guatemala 01010Ubicación en Google

Contáctanos