1. Inicio
  2. Columnas de Prensa
  3. Mantenidos, ignorantes, perversos o soñadores

18 de junio, 2020

Mantenidos, ignorantes, perversos o soñadores

261

Federico Bauer

Las personas que se consideran de “izquierda” irremediablemente caen en una de estas categorías. Veamos:

Los mantenidos trabajan en empresas y organizaciones multilaterales que se dedican a “regalar” dinero a gobiernos corruptos, pero pagan buenos sueldos libres de impuestos.

Los mantenidos también trabajan en ONGs cuya misión es desestabilizar a las sociedades y atacar al supuesto capitalismo.

Estas dos clases de mantenidos tienen en común que buscan la centralización del poder, la anulación de los derechos individuales, y paradójicamente son financiadas con los impuestos de los sectores productivos de las naciones industrializadas.

No olvidemos que son mantenidos los burócratas de instituciones gubernamentales, que solo impiden el progreso económico por la vía de trabas burocráticas, discrecionalidad y corrupción. El sueldo de estos parásitos se podría usar en fortalecer los programas indispensables como salud y educación.

Los ignorantes se caracterizan por utilizar la libre expresión para difundir sofismas anticapitalistas. Este grupo de pseudointelectuales  se cree experto en economía, sociología, medicina, y otras disciplinas; la verdad es que han leído poco y no lo han comprendido. Su arrogancia encuentra eco en los elementos de la sociedad cuya ignorancia es mayor, y son materia fácil para comprar los programas de izquierda.

El ciego guía al rebaño, pero ni el líder ni sus seguidores entienden que no entienden.

Los perversos son pocos, saben que el socialismo nunca ha funcionado ni va a lograrlo.

Los perversos saben que el rebaño compra las soluciones fáciles que ellos ofrecen, con el fin de alcanzar el poder y la riqueza asociada.

Los perversos tienen excelente manejo de la retórica, sus argumentos aunque no tengan fundamento lógico, se venden. Este grupúsculo de líderes apoya sus argumentos incitando al odio de “clases”, al odio al “imperio”, al odio al éxito empresarial, y al odio a la desigualdad material (resultado de economía sin privilegios). El tema común entre los líderes  perversos y sus seguidores es la mediocridad. Para ellos la mediocridad es un anhelo cuasireligioso.

Los soñadores incluyen personas de izquierda y liberales ( o libertarios) como yo; la diferencia estriba en que los de izquierda sueñan con vivir en una sociedad igualitaria como Cuba, bajo la tutela de un padre amoroso como Fidel, mientras los liberales soñamos con una sociedad en que todos somos iguales ante la Ley (con mayúscula), los derechos individuales son sagrados, por lo que la prosperidad es responsabilidad suya y mía, no del gobierno.

Los liberales sabemos que nuestro sueño es posible por la ruta del Estado de derecho (Ley), la Economía de mercado y la ausencia de corrupción. Los de izquierda sueñan con una Utopía que ha causado el genocidio más cruel de la historia.

 

* Publicado en El Periódico el 18 de junio del 2020

Centro de Estudios Económicos y Sociales

(+502) 2338-7828/(+502) 2332-2420

cees@cees.org.gt

Universidad Francisco Marroquín Calle Manuel F. Ayau (6 Calle final), zona 10 Edificio de la Biblioteca Ludwig Von Mises, Primer Nivel Guatemala, Guatemala 01010Ubicación en Google

Contáctanos