1. Inicio
  2. Columnas de Prensa
  3. Linchamientos

28 de marzo, 2019

Linchamientos

200

Ramón Parellada

Me parecen una barbarie los linchamientos. Son un retroceso en nuestro camino hacia el desarrollo y una sociedad más civilizada. Los linchamientos nos alejan en nuestro avance hacia un verdadero Estado de Derecho. Y no encuentro forma alguna de justificarlos en pleno siglo XXI.

El linchamiento de dos supuestos sicarios ocurrido en El Naranjo hace una semana, luego de que estos mataran a un taxista que estaba siendo extorsionado por ellos, me ha dado mucha pena. Al final murió el taxista al que le dispararon estos sicarios y murieron los sicarios, por las quemaduras a las que fueron sometidos. Escuché argumentos de los taxistas que decían que debían defenderse de estas extorsiones. Por supuesto que les doy la razón a los taxistas a defenderse, pero no debieron haber linchado a estos dos sicarios. Ya los habían neutralizado y debieron haberlos entregado a la policía para que fueran llevados a un juzgado donde se les juzgara siguiendo el debido proceso.

Me reclamó un taxista. Están cansados porque la Justicia no funciona. Al rato estos sicarios estarían en la calle cometiendo nuevamente sus crímenes. Por ello, esa desesperación e impotencia los ha llevado a cometer tal acto. Pero me niego a aceptar que no podamos condenar a los sicarios, luego de que se demuestre su culpabilidad y que tengan derecho a su defensa. Cada día hay más condenas en base a evidencia y la situación está cambiando.
Es verdad que a veces uno se frustra porque la policía no actúa como uno espera que debería hacerlo contra los delincuentes. Y los jueces tampoco condenan a aquellos que merecen ser castigados. Posiblemente estos dos sicarios merecían la pena máxima que nuestras leyes establecen por el caso de extorsión, amenazas a la vida y asesinato. Pero eso no está en nuestras manos. Entiendo y defiendo a los taxistas si en su debida defensa terminan matando a uno de estos sicarios, pero no acepto el linchamiento cuando ya los tenían bajo su control, totalmente desarmados.

¿Qué hubiera pasado si en verdad alguno de estos dos supuestos sicarios hubiera sido una persona que pasaba por el lugar? Ya ha ocurrido antes, en el interior del país, que los pobladores han corrido la bola de que algún visitante extranjero quiere robarse algún niño. Ante estas turbas irracionales, ¿qué se puede hacer? Inocentes han muerto linchados por error. ¿Quién es el responsable? Insisto en que no se justifica el linchamiento. Una vez tienes ya neutralizado al supuesto criminal, al supuesto robaniños, al violador o al criminal que sea, debes proceder a entregarlo a las autoridades para que sea sometido ante un juez y este, en base a evidencias, pueda determinar o no la culpabilidad y el castigo que le corresponde.

Me preocupa también la actuación de la policía en estos casos. Me preocupa porque, en un momento dado, estas masas irracionales van contra quien se les ponga enfrente. A los policías que trataron de evitar el linchamiento de la semana pasada los amenazaron con lincharlos también si lo impedían. La situación era muy tensa. Los taxistas estaban enardecidos y la presión del grupo los hacía más violentos. ¿Qué haría Ud. si fuera uno de estos policías en esta situación? Posiblemente hubiera llamado refuerzos, pero hubiera tratado de actuar con toda la fuerza del caso, aunque ante este grupo enardecido no había argumento que valiera.

Guatemala tiene muchos problemas y el principal es esa falta de seguridad y justicia. Ahora que vienen las elecciones recordemos que la justicia es lo más importante para que los guatemaltecos podamos desarrollarnos civilizadamente.

 

Publicado en Prensa Libre, el 28 de marzo del 2019

Fotografía por: Lic. Haroldo Jalal Chub

 

Centro de Estudios Económicos y Sociales

(+502) 2338-7828/(+502) 2332-2420

cees@cees.org.gt

Universidad Francisco Marroquín Calle Manuel F. Ayau (6 Calle final), zona 10 Edificio de la Biblioteca Ludwig Von Mises, Primer Nivel Guatemala, Guatemala 01010Ubicación en Google

Contáctanos