Artículos de prensa

Libertad religiosa

Ramón Parellada

25 de agosto, 2017

Imagínate vivir en un país donde no te dejan practicar tu religión, donde está prohibida por ley.  Pues bien, imagínate aún más que en un país así se ordenen sacerdotes.  Suena imposible, ¿no?  Pues no, hay países en el mundo donde la libertad religiosa no existe.  Es más, muchas libertades civiles son un mito aunque pueda existir libertad económica.  Pero estas libertades hacen que la ausencia de la libertad como un todo sea un hecho.

Hayek lo decía bien, la libertad es una sola e indivisible.  Si falta alguna de las libertades que son por naturales en el ser humano entonces falta la libertad.  No puede haber plena libertad si no hay libertad religiosa o civil por más que un país progrese.  Y vivir en un país así es una farsa porque el ser humano no llega a desarrollarse plenamente con todas sus facultades para poder escoger.

Traigo este tema a colación porque el domingo pasado asistí a una misa en Madrid en la que el sacerdote concelebraba con 4 sacerdotes más y dos jóvenes que se están preparando para el sacerdocio.  De los cuatro sacerdotes, todos jóvenes, tres eran de China Continental y uno de Myanmar (Birmania).  Los dos estudiantes para sacerdote eran de China Continental.

Nos contaba el padre que estos sacerdotes estudiaron en un apartamento en China con las cortinas cerradas durante varios años.  Luego fueron ordenados a puerta cerrada.  Curiosamente, todos han sido interrogados e investigados, pero ya ordenados siguen su labor evangélica por el mundo.

Es fácil para nosotros que gozamos de libertad religiosa y de otras libertades sentir que no hay problema con la libertad religiosa en el mundo, pero si lo hay.  Preguntémosle a estos sacerdotes y estudiantes chinos o de Birmania.   Justo donde más prohibición hay contra la libertad o los derechos más elementales del ser humano están surgiendo las vocaciones que en los países desarrollados escasean.

Decía el sacerdote que estaban contentos porque justo en ésta época de escasez de vocaciones habían podido reemplazar la cantidad de sacerdotes que habían fallecido con sacerdotes nuevos y jóvenes de países que incluso carecían de libertad religiosa.

 

Muchas veces nos quejamos y no defendemos lo que tenemos.  En nuestro país tenemos libertad religiosa.  Cualquiera puede ejercer su religión libre y voluntariamente sin que amenace por la fuerza a otras religiones.  Esto es parte fundamental de la libertad en general.  Apreciemos, defendamos y reforcemos lo que tenemos.  No lo perdamos.

Artículos de prensa SIMILARES

Algunos amigos, con quienes he conversado sobre el estado de la economía de nuestro país, me han solicitado exponer en un artículo, la opinión que, espontáneamente, he expresado en la conversación.

Ver más

La unificadora consigna de “cero tolerancia a la corrupción” no basta, pues diferimos sobre los caminos para alcanzar la sociedad ideal.

Ver más

En mis artículos anteriores afirmé que suponía que estamos de acuerdo que para construir la república debemos basarnos en los principios republicanos declarados por los revolucionarios de la Ilustración: Libertad, igualdad y fraternidad.

Ver más

El 19 de noviembre los chilenos acudirán a las urnas. Si ningún candidato obtiene más del 50% de los sufragios, los dos más favorecidos (de un total de ocho) volverán a aspirar el 17 de diciembre.

Ver más

La terrorífica experiencia que vivieron los trabajadores y directivos de Telefónica en los últimos días debiera llevarnos a todos a la reflexión sobre las consecuencias que tienen las decisiones que tomamos y cómo, muchas veces...

Ver más

Presentado por Human Rights Watch, Carrera contra el tiempo. Cómo el poder judicial de Guatemala pone en riesgo la lucha contra la impunidad, noviembre 2017, merece un detenido estudio y –por supuesto—amerita una crítica balanceada.

Ver más

Antes que termine el mes debe aprobarse por parte de los diputados del Congreso de la República el proyecto de Presupuesto para el 2018 presentado por el Ministro de Finanzas Públicas.

Ver más

Es poco lo que se puede decir sobre la corta vida de Ludvin Bernal Tiul Chacach, un niño que murió en inhumanas circunstancias con apenas 4 años de edad, a causa de la indulgencia de los gobernantes con los delitos anunciados ¡y perpetrados! por los dirigentes de la organización criminal CODECA. 

Ver más

Hay un cuento de García Márquez, titulado Algo muy grave va a suceder en este pueblo, y empieza así: Imagínese usted un pueblo...

Ver más

Nuestro país se está acercando peligrosamente al despeñadero y la mayor parte de personas parece...

Ver más

Es necesario que sean los ideólogos más preclaros y los hombres o mujeres públicos más competentes, quienes ejerzan ese liderazgo.  Hay que cambiar las cosas

Ver más

Insisto: nuestro derecho padece una gravísima omisión, cual es que si bien el Código Penal –ley ordinaria que es...

Ver más