1. Inicio
  2. Columnas de Prensa
  3. Indignantes prohibiciones: Prepotentes medidas que son perjudiciales

26 de septiembre, 2019

Indignantes prohibiciones: Prepotentes medidas que son perjudiciales

71

Carlos Sabino

La prohibición de utilizar artículos de plástico desechables ha suscitado muchas reacciones en contra, porque afecta sin duda a una buena parte de la industria y del comercio nacional. También crearía, si llegar a aplicarse, innumerables trastornos para los consumidores, que verían afectado seriamente el modo en que consumen, compran y trasladan sus productos. ¿Se imaginan lo que es trasladar la compra quincenal de alimentos de una familia sin bolsas plásticas? ¿O no usar envases desechables para el agua pura?

La prohibición decretada es realmente ridícula porque el plástico, en la mayoría de los casos, se recicla. El problema no es el plástico en sí, sino la forma en que muchas personas disponen de él luego de usarlo: es un problema de conciencia y de educación del usuario, no un problema de uso o fabricación. Se debería alentar y facilitar que la gente no arroje sus desechos en cualquier parte. Esa debería ser el rol de municipalidades y del ministerio, no el de prohibir, sin consulta alguna, lo que es un uso ampliamente generalizado.

Pero, más allá de esto, me indigna sinceramente que unos funcionarios del gobierno se tomen el derecho de decidir por nosotros cómo debemos vivir, qué debemos consumir y cómo debemos comportarnos. ¿Prohibirán mañana las baterías, mucho más contaminantes, que se usan en teléfonos, relojes, y mil objetos más? ¿Nos dirán qué debemos desayunar o cómo habremos de vestirnos? 

Pienso que prohibir así los plásticos desechables es, simple y sencillamente, un abuso de autoridad, un franco atentado a nuestras libertades más elementales y nuestros hábitos cotidianos. Ojalá en el Organismo Judicial haya la suficiente conciencia para que se respeten nuestros derechos y se anule un decreto que es inconsulto y pernicioso. El gobierno está para protegernos, no para decirnos cómo debemos vivir, mientras no afectemos la libertad de los demás.

 

*Publicado en Nuestro Diario el 26 de septiembre del 2019.

Centro de Estudios Económicos y Sociales

(+502) 2338-7828/(+502) 2332-2420

cees@cees.org.gt

Universidad Francisco Marroquín Calle Manuel F. Ayau (6 Calle final), zona 10 Edificio de la Biblioteca Ludwig Von Mises, Primer Nivel Guatemala, Guatemala 01010Ubicación en Google

Contáctanos