1. Inicio
  2. Columnas de Prensa
  3. Entendiendo la geopolítica, tercera parte

11 de mayo, 2021

Entendiendo la geopolítica, tercera parte

557

Federico Bauer

En las columnas anteriores he transmitido mi preocupación acerca de cómo los EE.UU. están perdiendo liderazgo mundial, por su falta de consistencia en la política exterior, y con falta de cohesión entre sus dirigentes de ambos partidos tradicionales. Por su lado China, gracias a su auge económico, y con la complicidad de Corea del Norte, tiene amedrentada a sus vecinos con el fin de ganar el liderazgo mundial.

Rusia con sus recursos naturales y nucleares, con un líder autocrático indiscutible, es el tercer candidato a líder global.

¿Pero cómo nos afecta a los latinoamericanos esta situación, y a los guatemaltecos en particular?

Bueno, hace sesenta años, la URSS se vino a meter a nuestro vecindario, utilizando Cuba como puente hacia Latinoamérica.

Hace treinta años la URSS se terminó, pero el cáncer de la utopía marxista-leninista ya había permeado en muchos grupos revolucionarios que quieren el poder, sin importarles los millones de muertos y desnutridos que sus revoluciones han causado.

Cuba es una cruel dictadura que supera los sesenta años, que tomó Chile por un par de años en 1971, y ahora ha invadido Venezuela sin disparar un tiro.

Cuba ha patrocinado a muchísimas organizaciones terroristas, pero junto con otras dictaduras dirigen las comisiones de Derechos Humanos, vaya cruel paradoja. Por eso la ONU está desprestigiada.

Estas organizaciones terroristas ahora se dedican al lucrativo negocio del narco, con el apoyo de los narcogobiernos como el de Venezuela.

Organizaciones de izquierda dizque de DD.HH. les hacen el juego, creando protestas que desestabilizan a gobiernos legítimos, como sucedió en Chile, el país más próspero de LA, en todo nivel, a finales de 2019.

Pero lo que es increíble es que comunicadores que se identifican como demócratas, y respetuosos de los derechos humanos, sigan insistiendo en vender el modelo socialista como la solución para la pobreza, desnutrición y violencia en Latinoamérica.

Estos pseudointelectuales califican de fascistas a todos los que no pensamos como ellos, pero el fascismo es hermano del socialismo, comunismo, marxismo-leninismo, teocracias, petrodinastías, y cualquier sistema dictatorial, venga de donde venga.

Estas ratas intelectuales, que defienden regímenes que no les permiten gozar de la libertad de expresión que tienen en los medios locales, están lloriqueando porque los madrileños no compraron el modelo comunista de Pablo Iglesias.

Mientras Isabel Díaz Ayuso sacó más votos que toda la izquierda junta en la Comunidad de Madrid, el deshonesto de Iglesias sacó 7% y ahora se retira a vivir como capitalista.

Gracias a la gestión de IDA, Madrid está mejor que las comunidades donde gobiernan los socialistas, por lo que los madrileños no se dejaron seducir por las quimeras de la izquierda. 

PI con su retórica de que “las expropiaciones son democracia” o “los medios de comunicación privados atentan contra la libertad de expresión”, por poner dos ejemplos, tuvo el resultado más humillante de su corta carrera política. Este ejemplo de la deshonestidad política ha sido patrocinado por crueles dictaduras, como Venezuela e Irán, y todavía habla de democracia.

Mis condolencias a los soñadores, su modelo nunca ha funcionado.

 

*Publicado en El Periódico el 11 de mayo del 2021. 

Centro de Estudios Económicos y Sociales

(+502) 2338-7828/(+502) 2332-2420

cees@cees.org.gt

Universidad Francisco Marroquín Calle Manuel F. Ayau (6 Calle final), zona 10 Edificio de la Biblioteca Ludwig Von Mises, Primer Nivel Guatemala, Guatemala 01010Ubicación en Google

Contáctanos