1. Inicio
  2. Columnas de Prensa
  3. El ingenio humano es nuestra mejor arma contra el coronavirus.

01 de abril, 2020

El ingenio humano es nuestra mejor arma contra el coronavirus.

237

CEES

Debido a que la pandemia de coronavirus es un evento sin precedentes, hemos visto muchos errores y respuestas tardías que fueron más reactivas que proactivas. Ciertamente no faltarán lecciones que aprender.

A pesar de estos pasos en falso, hay esfuerzos nacionales en curso para "aplanar la curva" y contener la propagación del virus, así como signos significativos de desarrollos positivos para los tratamientos e incluso una posible vacuna. El ingenio humano está trabajando.

Si bien es fácil imaginar un escenario del fin del mundo, no podemos pasar por alto a las muchas instancias de personas, empresas e industrias enteras que muestran que están listas para enfrentar la crisis de salud pública. Esta crisis indudablemente provocará un debate duradero sobre la confianza en nuestras instituciones, desde el Gobierno hasta nuestra comunidad científica. Pero eso no debería eclipsar nuestra confianza en el ingenio humano: nuestra capacidad innata para unirnos y resolver grandes problemas a través del emprendimiento, la innovación y el progreso. Como ha señalado el economista Julian Simon, “Nuestro último recurso es el ingenio humano y esto no debería ser diferente en la lucha contra el coronavirus”.

Que los posibles tratamientos y vacunas ya se estén probando y desarrollando es un testimonio del ingenio humano en su mejor momento. Una de las primeras pruebas clínicas para una vacuna fue iniciada por Moderna Therapeutics, ―y ahora hay una competencia mundial en curso―, con numerosos países que participan para desarrollar un antídoto. También se están probando varios medicamentos como posibles tratamientos para el virus, varios de los cuales han demostrado ser prometedores, incluidos, ―por nombrar solo algunos―, Clorquina, Remdisivir, Kevzara y Actemra. Muchos ya están en ensayos clínicos.

Aunque hemos visto problemas con la disponibilidad de las pruebas, la capacidad para cubrir esta necesidad también se ha expandido en las últimas semanas. En Estados Unidos se está incrementando significativamente el campo de instalaciones de pruebas con ayuda de los gigantes corporativos Quest y Labcorp. Incluso los avances en biotecnología, compañías como Mammoth Biosciences están utilizando la tecnología CRISPR que puede hacer que las pruebas sean más baratas y rápidas de producir.

Otro testimonio importante del ingenio humano es la adaptación continua de la comunidad empresarial, que continúa brindando un inmenso valor social a sus propios empleados y a otros. Las empresas grandes y pequeñas han estado implementando una especie de "capitalismo consciente", como lo definió por primera vez el fundador y CEO de Whole Foods, John Mackey. Como ejemplos, Walmart y Costco proveen víveres, Amazon mejora sus centros de distribución para entregar suministros médicos y Zoom y Skype ofrecen amplias opciones de teletrabajo. Las marcas favoritas de los estadounidenses están intensificando por un bien mayor.

Aunque las grandes empresas están liderando la carga, incluso las pequeñas empresas, muchas de las cuales enfrentan cierres, despidos y otras amenazas, están tratando de hacer lo correcto por sus clientes y comunidades. Los restaurantes locales, por ejemplo, han estado ofreciendo nuevos descuentos y renunciando a las tarifas de entrega para atender a los que están en cuarentena. Otros establecimientos alimenticios como Seven Reasons de Washington, D.C. han sido aún más creativos, iniciando un “Fondo de bienestar para empleados” para los trabajadores afectados y abriendo su cocina a empresarios que esperan desarrollar su propia empresa.

Otros esfuerzos son más filantrópicos por naturaleza, pero aún contribuyen en gran medida a contener la propagación del virus. Estos incluyen a Bill y Melinda Gates donando millones en busca de un tratamiento a corto plazo y de preparación para pandemias a largo plazo. El economista Tyler Cowen, a través de su programa de subvenciones "Emergent Ventures", lanzó un concurso de premios que ofrece más de $ 1 millón para abordar diversos desarrollos relacionados con COVID-19.

El ingenio humano incluso mantiene nuestros espíritus altos frente a la ansiedad y la paranoia, con muchas personas en Italia y España compartiendo videos sobre conciertos improvisados, sesiones de ejercicio e incluso bailando la "Macarena". Mientras tanto, las personas más jóvenes se ofrecen como voluntarios para obtener suministros y víveres para las personas mayores y otras personas con mayor riesgo.

Eventualmente, prevalecerá el ingenio humano. El progreso prevalecerá. Debemos confiar en el sector privado y sus millones de innovadores. Si bien el gobierno tiene un papel importante que desempeñar para contener la propagación de la pandemia, es la innovación la que jugará el papel más importante en el avance de la salud pública en los próximos meses, años y décadas.

Por supuesto, la confianza en el ingenio humano requiere que se eliminen muchos retrasos y barreras innecesarias de las agencias gubernamentales o que los procesos se aceleren aún más para permitir una coordinación más rápida y receptiva. Ahora más que nunca, el gobierno no debería erigir barreras a la innovación.

Ya sea que los científicos estén sobre los hombros de los gigantes mediante el desarrollo de una vacuna o que los estadounidenses comunes estén ayudando a sus vecinos, todos podemos llegar a la luz al final del túnel apoyándonos de manera individual y acrecentando nuestro espíritu empresarial. Y nunca debemos dejar de animar a los valientes hombres y mujeres de la comunidad de atención médica que están al frente de esta pandemia. Todos tenemos una gran deuda con ellos.

El mundo cambiará después de esta epidemia, pero el ingenio humano puede cambiarlo para mejor. Confiemos en eso. La confianza somos nosotros.

 

*Traducido de inglés a castellano. Publicado en The Hill por Gonzalo Schwarz el 25 de marzo del 2020.

Centro de Estudios Económicos y Sociales

(+502) 2338-7828/(+502) 2332-2420

cees@cees.org.gt

Universidad Francisco Marroquín Calle Manuel F. Ayau (6 Calle final), zona 10 Edificio de la Biblioteca Ludwig Von Mises, Primer Nivel Guatemala, Guatemala 01010Ubicación en Google

Contáctanos