1. Inicio
  2. Columnas de Prensa
  3. Breve historia del Banco de Guatemala

01 de septiembre, 2020

Breve historia del Banco de Guatemala

118

Federico Bauer

El Banguat fundado en 1945 fue precedido por el Banco Central de Guatemala (1926), el cual ha tenido el monopolio de la emisión de la moneda nacional el Quetzal (Art 132 de la CPRG).

El Quetzal mantuvo paridad con el dólar de EE.UU. por más de cincuenta años, ya que antes de la década de los ochenta, el Banguat se limitó a actuar como un típico banco central y ganar señoreaje.

En teoría los bancos centrales pueden emitir su propia moneda, con solo el costo del papel o del metal, y con esa moneda compran divisas que invierten en bonos con rendimiento, a esa diferencia positiva se le denomina señoreaje.

Esta emisión monetaria constituye la política monetaria que manejan los bancos centrales, y cuando el incremento de la emisión (oferta) supera al incremento de la demanda de circulante y de crédito, entonces se origina la inflación de precios.

En el caso del Banguat, su Ley Orgánica (Dto 16-2002) lo hace responsable de propiciar las condiciones monetarias, cambiarias y crediticias que promuevan la estabilidad general de precios.

Allí está el error, al creer que el Banguat es omnipotente y puede manejar tres variables sin consecuencias negativas para la economía.

En 1982, por diversas causas políticas y económicas, la demanda de divisas era mayor que la disponibilidad de las mismas en el Banguat, por lo que su presidente el Lic González del Valle  decidió tomar créditos en dólares para satisfacer la demanda manteniendo el tipo de cambio a 1Q/1$.

Este tipo de cambio artificial benefició a los importadores de insumos esenciales, como petróleo y medicinas, pero también a los viajeros y otras actividades no tan necesarias.

Lógicamente las divisas se escasearon, los exportadores perdieron, y afortunadamente el presidente del Banguat fue sustituido.

La década de los ochenta terminó con depreciación del Quetzal, devaluación oficial e hiperinflación. El Banguat, por haber sido utilizado como instrumento de política económica, terminó con deuda externa y pérdidas “cuasifiscales” de varios millardos de Quetzales.

Estas pérdidas se contabilizaron en el activo del Banguat, pero la Ley Organica del 2002 obligó al Estado a absorberlas sin que lo haya hecho; hoy tiene el Banguat en su activo una cuenta incobrable al Estado superior a veintisiete millardos de Quetzales, más tres y pico de millardos de Quetzales de “operaciones de estabilización monetaria”.   

Los decretos 16, 18 y 19-2002 fueron producto de un análisis profesional con el fin de regular al banco central y a los grupos financieros del país. Desafortunadamente no se han cumplido con dos consecuencias negativas: el Banguat continúa publicando un balance fraudulento y ahora, después de veintiséis años de estabilidad macroeconómica, el Congreso le ha quitado la restricción constitucional y lo ha convertido en piñata.

Del lado de la banca privada las autoridades han manejado varias quiebras bancarias de manera contraria a las leyes mencionadas.

Al treinta y uno de julio el fisco tenía más de veinticinco millardos de Quetzales depositados en el Banguat, para combatir la Pandemia, pero la experiencia nos dice lo contrario.

 

* Publicado en El Periódico el 1 de septiembre del 2020. https://elperiodico.com.gt/opinion/2020/09/01/breve-historia-del-banco-de-guatemala/

Centro de Estudios Económicos y Sociales

(+502) 2338-7828/(+502) 2332-2420

cees@cees.org.gt

Universidad Francisco Marroquín Calle Manuel F. Ayau (6 Calle final), zona 10 Edificio de la Biblioteca Ludwig Von Mises, Primer Nivel Guatemala, Guatemala 01010Ubicación en Google

Contáctanos